Inicio | Contacto | English     •   Buenos Aires

Detalle de Noticias

    El pasado día 23 de febrero se publicó en el BOE el Real Decreto-Ley 4/2013, de 22 de febrero,  de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo. La entrada en vigor de este Real Decreto se ha producido el día 23 de febrero de 2013.

    La lógica común que vertebra el conjunto de medidas recogidas en su articulado es el apoyo a la iniciativa emprendedora, al desarrollo empresarial  y a la creación de empleo, especialmente en el colectivo de jóvenes menores de treinta años cuya tasa de desempleo duplica la medida de la Unión Europea para este colectivo.

    Para hacerlo posible se contienen una seria de medidas encaminadas a favorecer  la inserción laboral de los jóvenes, ya sea por cuenta ajena o a través del emprendimiento y todo ello con el objetivo de reducir la tasa de empleo juvenil y de mejorar la calidad y estabilidad de dichos empleos.

    Pasamos a detallarles aquellas medidas que pueden ser de su interés:

    1.- MEDIDAS DE FOMENTO DEL EMPRENDIMIENTO Y DEL AUTOEMPLEO.

    Estas medidas tienen como objetivo fomentar el trabajo por cuenta propia entre los jóvenes menores de treinta años y podemos destacar las siguientes:

    1.1.- Cotización a la Seguridad Social aplicable a los jóvenes trabajadores por cuenta propia ( menores de 30 años o 35 en el caso de mujeres)

    Se aplicará una reducción del 30% de la cuota por contingencias comunes, durante los 15 meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta y una bonificación, en los 15 meses siguientes a la finalización del período de reducción, de igual cuantía que ésta.

    Alternativamente, en los casos de alta inicial o que no hubieran estado en situación de alta en los cinco años anteriores  y siempre que no tuvieran trabajadores por cuenta ajena a su cargo, podrán aplicarse una  serie de reducciones y bonificaciones sobre la cuota por contingencias comunes, durante un período máximo de 30 meses

    1.2.- Compatibilización  de la prestación por desempleo con el inicio de una actividad por cuenta propia.

    Los beneficiarios de la prestación por desempleo de nivel contributivo que se constituyan como trabajadores por cuenta propia, podrán compatibilizar la percepción mensual de la prestación que les corresponda con el trabajo autónomo, por un máximo de 270 días, o por el tiempo inferior pendiente de percibir, siempre que se cumplan los requisitos y condiciones siguientes:

    a) Que el beneficiario sea menor de 30 años en la fecha de inicio de la actividad por cuenta propia y no tenga trabajadores a su cargo.

    b) Que se solicite a la entidad gestora en el plazo de 15 días a contar desde la fecha de inicio de la actividad por cuenta propia.

     

    1.3.- Ampliación de las posibilidades de capitalización de la prestación por desempleo.

    Los beneficiarios de la prestación por desempleo de nivel contributivo menores de 30 años, cuando capitalicen la prestación podrán destinar hasta el 100% de su importe a realizar una aportación al capital social de una entidad mercantil de nueva constitución o constituida en un plazo máximo de doce meses anteriores a la aportación, siempre que desarrollen una actividad profesional o laboral de carácter indefinido respecto a la misma, e independientemente del Régimen de la Seguridad Social en el que estén encuadrados. También podrán destinar la misma a los gastos de constitución y puesta en funcionamiento de una entidad, así como al pago de las tasas y el precio de servicios específicos de asesoramiento, formación e información relacionados con la actividad a emprender.

     

    1.4.- Suspensión y reanudación del cobro de la prestación por desempleo  tras realizar un actividad por cuenta propia.

    Para menores de 30 años se amplia de dos a cinco años la duración del ejercicio de una actividad  por cuenta propia que permite interrumpir y , por tanto reanudar el cobro de la prestación por desempleo.

     

    1.5.- La protección frente a las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales , que incluye la protección por cese de actividad, tendrá carácter voluntario para los trabajadores por cuenta propia menores de 30 años.

     

    2.- ESTIMULOS A LA CONTRATACIÓN.

    Estas medidas tienen como objetivo fomentar la contratación de jóvenes en situación de desempleo  o a incentivar su incorporación a las empresas de la Economía Social y estarán en vigor hasta que la tasa de desempleo se situé por debajo del 15%.

    A continuación detallamos dichas medidas:

     

    2.1.- Incentivos a la contratación a tiempo parcial con vinculación formativa.

    Las empresas y los autónomos, que celebren contratos a tiempo parcial con vinculación formativa con jóvenes desempleados menores de 30 años tendrán derecho, durante un máximo de doce meses, a una reducción de la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes correspondiente al trabajador contratado, del 100 % (para empresas de menos de  250 trabajadores) o del 75% por ciento, en el resto de las empresas. Este incentivo podrá ser prorrogado por otros doce meses, siempre que el trabajador continúe compatibilizando el empleo con la formación, o la haya cursado en los seis meses previos a la finalización del periodo a que se refiere el párrafo anterior.

     

    Requisitos de los trabajadores:

     

    • No tener experiencia laboral o que esta sea inferior a tres meses.
    • Proceder de otro sector de actividad.
    • Desempleado inscrito al menos 12 meses durante los 18 anteriores a la contratación.

     

    La jornada pactada no podrá ser superior al 50% de la correspondiente a un trabajador a tiemplo completo comparable.

    La formación no tiene que estar necesariamente vinculada con el puesto de trabajo, pero sí con formación oficial o promovida por los Servicios Públicos de Empleo, o bien formación en idiomas o tecnologías de la información y la comunicación de una duración mínima de 90 horas anuales.

     

    2.2.- Contratación indefinida de un joven por microempresas y empresarios autónomos.

    Las empresas y los autónomos, que contraten de manera indefinida, a tiempo completo o parcial, a un joven desempleado menor de 30 años tendrán derecho a una reducción del 100 por cien de la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes correspondiente al trabajador contratado durante el primer año de contrato. Estos beneficios sólo se aplicarán respecto de un contrato.

    Para poder acogerse a esta medida, las empresas, deberán reunir los siguientes requisitos:

    a) Tener, en el momento de la celebración del contrato, una plantilla igual o inferior a nueve trabajadores.

    b) No haber tenido ningún vínculo laboral anterior con el trabajador.

    c) No haber adoptado, en los seis meses anteriores a la celebración del contrato, decisiones extintivas improcedentes.

    d) El trabajador debe estar contratado por la empresa, al menos durante 18 meses

     

    2.3.- Incentivos a la contratación en nuevos proyectos de emprendimiento joven

    Tendrán derecho a una reducción del 100%  de la cuota empresarial de la Seguridad Social durante los doce meses siguientes a la contratación los autónomos menores de treinta años y sin trabajadores asalariados, que desde la entrada en vigor de este real decreto-ley contraten por primera vez, a personas desempleadas de edad igual o superior a cuarenta y cinco años, inscritas ininterrumpidamente como desempleadas en la oficina de empleo al menos durante doce meses en los dieciocho meses anteriores a la contratación o que resulten beneficiarios del programa de recualificación profesional de las personas que agoten su protección por desempleo.

    Se exige el mantenimiento del trabajador durante 18 meses.

     

    2.4.- Primer empleo joven (menores de 30 años)

     Estos contratos se regirán por lo establecido en el artículo 15.1.b) del Estatuto de los Trabajadores y sus normas de desarrollo, salvo lo siguiente:

    a) Se considerará causa del contrato la adquisición de una primera experiencia profesional o si esta es inferior a tres meses.

    b) La duración mínima del contrato será de tres meses (en caso de que posteriormente se transforme en indefinido, tendrán derecho a una bonificación durante 3 años, de 500 €/años o 700 €/años si es con mujeres)

    c) La duración máxima del contrato será de seis meses, salvo que se establezca una duración superior por convenio colectivo sectorial estatal o, en su defecto, por convenio colectivo sectorial de ámbito inferior, sin que en ningún caso dicha duración pueda exceder de 12 meses.

    d) El contrato deberá celebrarse a jornada completa o a tiempo parcial siempre que, en este último caso, la jornada sea superior al 75 por ciento.

     

    2.5.- Incentivos a los contratos en prácticas para el primer empleo (menores de 30 años)

    Podrán celebrarse contratos en prácticas con jóvenes menores de 30 años, aunque hayan transcurrido cinco o más años desde la terminación de los correspondientes estudios.

    Las empresas tendrán derecho a una reducción del 50 por ciento de la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes correspondiente al trabajador contratado durante toda la vigencia del contrato. En los supuestos en que el trabajador estuviese realizando prácticas no laborales en el momento de la concertación del contrato de trabajo en prácticas, la reducción de cuotas será del 75 por ciento.

    2.6.- Incentivos a la incorporación de jóvenes desempleados menores de 30 años, a entidades de la Economía Social.

    Se incorporan nuevas bonificaciones:

    a) Bonificaciones en las cuotas empresariales de la Seguridad Social durante tres años, de 800 euros al año,  aplicables a las cooperativas o sociedades laborales. En el caso de cooperativas las bonificaciones se aplicarán cuando éstas hayan optado por un régimen de Seguridad Social propio de trabajadores por cuenta ajena.

    b) Bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social aplicables a las empresas de inserción en los supuestos de contratos de trabajo suscritos con personas menores de 30 años en situación de exclusión social de 1.650 euros al año durante toda la vigencia del contrato.

     

    3.- MEJORA DE LA INTERMEDIACIÓN.

    Se incluyen medidas para mejorar la intermediación laboral como instrumento para fomentar la contratación:

    3.1.- Formalización conjunta de acuerdos marco por parte de los Servicios Públicos de Empleo y los empresarios para la contratación de servicios que faciliten la intermediación laboral.

    3.2.-  Se crea un “Portal Único de Empleo” para facilitar la búsqueda de empleo y donde se alojará toda la información de utilidad para orientar a los jóvenes y poner a su alcance herramientas que faciliten la búsqueda de empleo o el inicio de una actividad empresarial.

    3.3.- Se permite a las ETT la celebración de contratos de puesta a disposición entre una empresa de trabajo temporal y una empresa usuaria en los mismos supuestos y bajo las mismas condiciones y requisitos en que la empresa usuaria podría celebrar un contrato para la formación y el aprendizaje.

    << Volver