Inicio | Contacto | English     •   Buenos Aires   |   México DF

Detalle de Noticias

    El pasado 3 de diciembre de 2016, se publicó en el BOE el Real Decreto Ley (RDL) 3/2016, de 2 de diciembre por el que se adoptan medidas en el ámbito tributario dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y otras medidas urgentes en materia social.

    Dicho RDL, establece, entre otras, las siguientes modificaciones:

    Impuesto Sociedades: Para los períodos impositivos que se inicien a partir del 1 de enero de 2016:

    • Limitación a la compensación de las Bases Imponibles Negativas:

       

      • Para aquellas empresas cuyo importe neto de la cifra de negocios en el ejercicio anterior sea inferior a 20 millones de euros: límite general del 60%. Esto no varía respecto a la normativa anteriormente vigente;

         

      • Para aquellas empresas cuyo importe neto de la cifra de negocios en el ejercicio anterior sea al menos 20 millones de euros e inferior a 60 millones de euros: el importe máximo de compensación está limitado al 50% de la base imponible;

     

      • Para aquellas cuyo importe neto de la cifra de negocios sea al menos de 60 millones de euros: el importe máximo de compensación está limitado al 25% de la base imponible.

         

    • Limitación de las deducciones por doble imposición generadas o pendientes de compensar al 50% de la cuota íntegra, para aquellas sociedades cuyo importe neto de la cifra de negocios en el ejercicio anterior sea al menos de 20 millones de euros.

       

    • Reversión pérdidas deterioro de valor: La reversión de las pérdidas de deterioro de valor de participaciones que resultaron deducibles antes del ejercicio 2013, deberá realizarse por un importe mínimo anual, de forma lineal, durante 5 años.

    Ley General Tributaria: con efectos desde el 1 de enero de 2017:

    • Se suprime la excepción que abría la posibilidad de aplazamiento o fraccionamiento de las retenciones e ingresos a cuenta; 

    • Se elimina la posibilidad de aplazamiento o fraccionamiento de las obligaciones tributarias que deba cumplir el obligado a realizar pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades;

    • Tampoco podrán ser objeto de aplazamiento o fraccionamiento las liquidaciones tributarias confirmadas total o parcialmente en virtud de resolución firme cuando previamente hayan sido suspendidas durante la tramitación del correspondiente recurso o reclamación en sede administrativa o judicial;

    • Se elimina la posibilidad de aplazamiento o fraccionamiento de los tributos repercutidos, salvo que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas. Esto conlleva que no sea posible aplazar/fraccionar el pago del IVA.

       

    << Volver