Inicio | Contacto | English     •   Buenos Aires

Detalle de Noticias

     El artículo 35.5 E.T, dispone que a efectos del cómputo de horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el período fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente. Pero si los trabajadores no realizan horas extras ¿es necesario realizar este control?. Por lo literal del precepto en estos casos parece no ser obligatorio llevar ese control.

    Respecto a los trabajadores a tiempo parcial el artículo 12.5.h E.T también dispone la obligación se registrar día a día la jornada de los trabajadores a tiempo parcial totalizando mensualmente las horas realizadas en cada mes, tanto las ordinarias como las complementarias.

    Pero fuera de dichos supuestos ¿existe una obligación empresarial de registro diario de la jornada de los trabajadores.

    En contra de lo resuelto hasta ahora por diversos tribunales, la sentencia 207/2015 de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional lo ha dejado muy claro,  el registro diario de jornada en las empresas no es únicamente exigible cuando se realicen horas extraordinarias, o en trabajos a tiempo parcial,  sino que debe existir en todo caso, independientemente de la jornada realizada, ya que de lo contrario, si no fuera así, y el registro solo fuera obligatorio cuando se realizan horas extras, se entraría en un círculo vicioso que vaciaría de contenido el fin que la ley pretende. La referida sentencia señala que el registro de jornada diaria, con la entrega consiguiente de los resúmenes diarios de jornada a cada trabajador, es el presupuesto constitutivo para controlar los excesos de jornada, ya que dichos resúmenes no pueden contener las horas extraordinarias realizadas diariamente, que solo concurren cuando se supera la jornada ordinaria en cómputo anual, para lo cual el único medio de comprobación es precisamente el registro diario de jornada, siendo inadmisible negar el cumplimiento de dichas obligaciones, porque no se realizan horas extraordinarias puesto que, si se admitiera dicho criterio, la finalidad del art. 35.5 ET, que es asegurar prueba documental sobre las horas extraordinarias a los trabajadores, quedaría totalmente vacía de contenido.

     

    Dicha sentencia va más allá y hace extensible esta obligación empresarial incluso sobre los trabajadores que no realicen su jornada total o parcialmente en los locales de la empresa, entendiendo el Tribunal que dicha circunstancia obliga, con mayor razón, a que la empresa contribuya a la transparencia de su prestación, evitando alargamientos de la jornada pactada, que nunca podrían acreditarse.

     

    << Volver