Inicio | Contacto | English     •   Buenos Aires

Detalle de Noticias

    Al menos al cierre del ejercicio, deben efectuarse las correcciones valorativas necesarias siempre que exista evidencia objetiva de que el valor en libros de una inversión no es recuperable.

    Las correcciones valorativas por deterioro se registran como un gasto en la cuenta de pérdidas y ganancias.

    La Nueva Ley 27/2014 del Impuesto de Sociedades amplía la lista de deterioros de activos no deducibles fiscalmente.

    A partir del 1 de enero de 2015, queda eliminada la deducibilidad de las pérdidas por deterioro en los siguientes casos:

    a) Las pérdidas por deterioro del inmovilizado material, inversiones inmobiliarias e inmovilizado intangible, incluido el fondo de comercio.

    b) Las pérdidas por deterioro de los valores representativos de la participación en el capital o en los fondos propios de entidades.

    c) Las pérdidas por deterioro de los valores representativos de deuda.

    En consecuencia, el ejercicio 2014 será el último en que serán deducibles las pérdidas por deterioro del inmovilizado material, inversiones inmobiliarias e inmovilizado intangible (incluido el fondo de comercio).

    La no deducibilidad del deterioro, dará lugar a la la generación de diferencias temporarias positivas, y a la aparición en los balances de las empresas de nuevos Activos por diferencias temporarias deducibles, porque lo que no es deducible fiscalmente en 2015, lo será en el futuro a través de la amortización, la venta o la baja del activo.

    << Volver