Inicio | Contacto | English     •   Buenos Aires

Detalle de Noticias

    Entre las principales novedades contenidas en los anteproyectos de Ley de reforma del sistema tributario de 23 de junio de 2014 que entrará en vigor el 1 de enero de 2015 se encuentran dos medidas que afectan a las ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de la venta de un inmueble:

    • Eliminación de los coeficientes de corrección monetaria tanto en sociedades como en renta. Hasta ahora, en la venta de un inmueble, para calcular la ganancia o pérdida patrimonial se aplicaban unos coeficientes al valor de adquisición con el objeto de neutralizar el efecto de la inflación según unas tablas que se publicaban anualmente en la Ley de Presupuestos. A partir de 2015 se elimina la aplicación de tales coeficientes que reducían las plusvalías.

     

    • Se modifica el régimen transitorio de la aplicación de los coeficientes de abatimiento sobre las plusvalías en la venta de viviendas adquiridas antes de 1995. En la actualidad, existe cierto beneficio fiscal si se transmiten elementos patrimoniales (acciones, fondos, inmuebles…) adquiridos antes del 31 de diciembre de 1994 que hace que la ganancia patrimonial generada pueda verse reducida considerablemente. El coeficiente de abatimiento depende del tipo de activo y del momento de la compra. En la reforma fiscal, que entrará en vigor el 01 de enero de 2015, se mantienen estos coeficientes, si bien para su aplicación se  establece un límite de 400.000 euros al valor de transmisión, que se aplicará no a la venta de cada bien de forma separada, sino en conjunto.

     

    El coeficiente de abatimiento para inmuebles es del 11,11%, por cada año de permanencia que exceda de dos, desde la fecha de adquisición hasta el 31/12/1996, es decir, se rebajan los impuestos un 11,11% anual sobre las plusvalías generadas por la venta de vivienda usada a partir del segundo año de la compra. Los coeficientes de abatimiento afectan ahora únicamente a la venta de viviendas adquiridas antes del 31 de diciembre de 1994 y para las plusvalías obtenidas hasta el 20 de enero de 2006, fecha desde la que se suprimió con carácter general.

    Por tanto, la nueva reforma fiscal dispara la tributación por plusvalía a partir del 1 de enero de 2015. La diferencia entre vender en 2014 o después puede ascender a decenas de miles de euros en la declaración del IRPF y en el Impuesto de Sociedades.

    Para ver cómo se concreta definitivamente la tributación de las plusvalías en la nueva reforma fiscal habrá que esperar a la aprobación de la Ley.

    << Volver